Martes, 12 Marzo 2019 13:45

Agua Tratada: Cuáles son los mitos y realidades.

Valora este artículo
(1 Voto)

¿Te sientes inseguro de construir una planta de tratamiento de agua? Lee este post, despejaremos todas tus dudas y seguramente al final, querrás construir tu propia planta para tener agua tratada o limpia en todo momento.

Las plantas de tratamiento de agua o plantas PTAR, como también se les conoce, son hasta ahora la mejor opción para detener la contaminación del agua. Realizan procesos en los que eliminan todos los contaminantes que desechamos a la coladera y que llegan a través de las diferentes actividades del ser humano.

El agua tratada lleva un proceso que asegura su descontaminación y permite su reúso en cualquier actividad del hombre que no requiera agua de primera calidad, sin embargo este proceso no permite que el agua procesada sea para consumo humano; si se busca tener agua potable, el proceso es más complejo y lleva más tiempo.

En nuestra Guía encontrarás el proceso para construir una Planta de Tratamiento de Agua ¡son muy importantes!

Conoce todo el proceso y te darás cuenta que construir una planta de tratamiento de agua es sencillo y los beneficios que brinda son muchísimos.

 ¡Descarga ahora!

Hasta ahora usar una planta de tratamiento de agua da a las personas mucha desconfianza por no conocer el proceso que recibe el agua contaminada. Sin embargo, es segura para usarse en actividades como agricultura, para dar de beber a animales, lavar ropa y otras acciones cotidianas en las que se puede utilizar este recurso.

Si se requiere utilizar el agua para consumo humano, las plantas de tratamiento pueden dar un proceso que eliminan todos los contaminantes y así evitar problemas en la salud de los seres humanos. Además de disminuir la contaminación generada en los ecosistemas, ayudando así a revertir los daños causados.

A continuación conocerás algunos mitos y realidades sobre el agua tratada, te ayudarán a entender que utilizarla en nuestro día a día tiene más beneficios de los que imaginas.

Mitos y Realidades del Agua Tratada.

 

Mito. El agua tratada es dañina para el ser humano.

Realidad. El agua tratada sirve para usarse en ámbitos que ayuden al ser humano, como: lavar trastes, regar plantas, lavar ropa, limpiar superficies, limpiar autos y entre muchas actividades más.

 

Mito. El agua que recibe tratamiento puede beberse directamente.

Realidad. Depende mucho del tratamiento que reciba el agua, si recibe uno exclusivo para agua potable, sí puede beberse. Si no es tratada para esta situación NO puede ser de consumo humano.

 

Mito. No se pueden eliminar todos los contaminantes del agua a tratar.

Realidad. El agua tratada lleva un proceso que asegura la eliminación de todos los agentes que podrían ser dañinos para el ser humano, ecosistemas y animales.

 

Mito. ¿El agua tratada puede recibir muchos tratamientos?

Realidad. Depende mucho de los contaminantes que contenga el agua, pero sí puede tratarse varias veces y en todas las ocasiones el agua procesada termina libre de contaminantes.

 

Mito. Contar con agua procesada es costoso.

Realidad. Al inicio solo deberás hacer una inversión para tener agua limpia en todo momento, esto es un beneficio muy importante, ¿por qué? Porque evitas pagar por traslados de agua, pagos anules por consumo de agua limpia (agua y predio, impuestos anules en México).

 

Mito. El agua tratada tiene mal olor y tiene un color diferente al agua natural.

Realidad. Al recibir un tratamiento, el agua residual se puede eliminar todo ese aroma desagradable que se percibe cuando es tomada directamente de la llave. Además, se puede eliminar el color amarillento que a veces se presenta.

 

Mito. Todas las aguas residuales son iguales y todas pueden recibir el mismo tratamiento.

Realidad. Existen varios tipos de aguas residuales, como: aguas negras, aguas grises, aguas pluviales y cada una debe tener un proceso diferente. Todo este tratamiento depende de los agentes contaminantes que haya en el agua, no se le puede dar el mismo tratamiento al agua residual proveniente del hogar que al agua con residuos desechados por un restaurante.

 

Mito. El agua tratada puede causar algún tipo de daño a la piel del ser humano.

Realidad. El agua tratada puede usarse sin ningún problema para actividades cotidianas de las personas, como riego, lavar trastes, la agricultura etc. El agua tratada NO es para consumo humano, no es agua potable, a menos que se le dé el tratamiento correspondiente.

 

Mito. El agua tratada también contamina los ecosistemas.

Realidad. El agua que ha recibido un tratamiento puede volver a ríos, mares y lagos sin que ésta contamine.

 

Mito. Las plantas de tratamiento no ayudan a revertir la contaminación del agua en el mundo.

Realidad. Aunque hasta ahora las plantas PTAR son pocas, esta opción es una de las mejores para detener la contaminación de los mantos acuíferos. Se necesita hacer una inversión en los gobiernos que permita la construcción de estas plantas, que en conjunto sin duda son la solución a este mal.

 

Ahora que has leído todos estos mitos, entenderás que las plantas de tratamiento de agua  forman parte fundamental en contra del desabasto de agua y la contaminación acuática. Es imperativo lograr que más empresas y los gobiernos se sumen a la iniciativa de construir plantas de tratamiento: el agua es un recurso vital para el desarrollo de la vida.

Actualmente, las empresas que cuentan con una planta de tratamiento son conocidas como “socialmente responsables”. Pero las plantas no son exclusivas de este rubro, cualquiera puede tener una planta: desde un hogar familiar, hasta un centro comercial e incluso una alcaldía o municipio de algún estado de la República Mexicana.

Existen diferentes sectores como el industrial, donde es obligatorio contar con una planta de tratamiento de agua, los residuos que generan contaminan el medio ambiente de forma irreversible. Este sector está continuamente monitoreado para evitar un peligro ambiental, las empresas industriales deben seguir los lineamientos que marcan las instituciones correspondientes (CONAGUA y SEMARNAT).

La importancia de construir plantas de tratamiento de agua es muy alta, pero si no se tiene conciencia en los seres humanos de nada servirá.

 

En Eco Intellutions tenemos muy claro nuestro compromiso por el cuidado del agua y ayudamos a todos los que deseen construir una planta PTAR. Contamos con toda la tecnología y podemos ayudarte a descubrir cuál es la mejor planta para tu proyecto, o bien si lo requieres, podemos asesorarte para descubrir si la planta de tratamiento que ya tienes funciona al 100%. ¡Contáctanos!

¡Construye tu Planta de Tratamiento Residual!

Agenda una asesoría SIN COSTO con nosotros, te ayudaremos a descubrir cuál tipo de Planta necesita tu proyecto.

 ¡Obtén tu Asesoría!