Jueves, 21 Febrero 2019 17:31

Aguas Negras, una advertencia con la que viven millones de mexicanos.

Valora este artículo
(0 votos)

La Ciudad de México es la sexta ciudad más poblada del mundo, cuenta con alrededor de 20,9 millones de habitantes y México es uno de los principales países que importa agua: 70,000 millones de metros cúbicos al año, convirtiendo aproximadamente el 70% del agua que se consume en aguas negras.

Las Plantas PTAR o Plantas de tratamiento de Agua Residual son parte importante en el problema del desperdicio de agua y abastecimiento del mismo.

Una Planta de tratamiento de aguas negras puede convertir agua contaminada en agua limpia. Dependiendo su uso, puede ser para consumo humano o para diferentes actividades del hombre. Sin embargo, en México no son suficientes las plantas de tratamiento que existen y la demanda de este recurso es demasiada.

Según datos de la CONAGUA, de un 100% de agua que reciben los mexicanos en sus hogares, el 70% se convierte en agua residual. Ésta puede provenir de casas, industrias, comercios, agricultura y diferentes ámbitos en los que se usa este recurso, por ejemplo: si una persona utiliza 220 litros de agua al día, tres cuartas partes de estos se convertirán en aguas negras y generalmente terminan en ríos, mares y lagos.

Conoce las Normas Oficiales que debes seguir para construir una Planta de Tratamiento de Agua Residual.

La SEMARNAT tiene normas que ayudan a cuidar del medio ambiente, en especial del agua, conoce cuáles son en nuestro eBook.

 ¡Descarga ahora!

En un país con tantos millones de habitantes como México, debería ser una obligación que cada empresa, complejo habitacional, centro comercial, industrias etc., cuenten con una planta de tratamiento de agua residual. Esto detendría en gran medida la crisis de desabasto de agua con la que se vive a diario en distintos estados del país.

Datos del 2018 apuntan a que en la República Mexicana se generan aproximadamente un millón de litros de aguas negras o residuales cada cuatro segundos. Es un dato que nos alerta y por el cual debemos darle la importancia debida a las plantas de tratamiento de agua y a concientizar sobre el desperdicio y reúso de la misma, ¿sabes por qué?

Solo el 20% de las aguas negras que se generan en México se les da tratamiento, el resto llega a mares, ríos y lagos.

 

Es grato saber que cada vez son más las empresas socialmente responsables y amigables con el medio ambiente. Las industrias poco a poco se comprometen con el planeta y cumplen las normas que marcan la SEMARNAT y CONAGUA para evitar seguir contaminando los ecosistemas. Pero el problema no solo es de ellos, es de todos y desafortunadamente las personas: siguen desperdiciando agua, siguen arrojando contaminantes importantes a las coladeras, mismos que dañan miles de litros de agua limpia y no solo eso, también el suelo y subsuelo.

¿Qué contaminantes NO debes arrojar a la coladera?

  • Aceite de coche usado
  • Pilas
  • Gasolina
  • Aceite de cocina
  • Colillas de cigarro
  • Petróleo

Por mencionar los más comunes y los más contaminantes.

Las plantas de tratamiento de agua pueden tratar cualquier tipo de agua que esté contaminada. Pero sería más fácil si la sociedad fuera consciente y no desechara basura, grasas, aceite y demás elementos a las coladeras. Si esto no sucediera, el proceso que se le da al agua sería más sencillo y aseguraría miles de litros de agua limpios para todos.

De toda el agua que existe en el mundo, una mínima parte es dulce, ideal para el ser humano y su consumo.

Pon atención a los siguientes tips, te ayudarán a saber cómo ahorrar más agua:

            1.- Lavaplatos.

Se cree que usar lavaplatos o lavavajillas ayuda a reducir el consumo de agua para esta actividad. Sin embargo no es una opción que nos gusta recomendar porque puede fomentarse una mala práctica, es decir: usar el lavavajillas para limpiar solo tres platos, dos cucharas o un mínimo de trastes, gastando muchos litros de agua.

Procura lavar la mayor cantidad de trastes con zacate y jabón y, utiliza la menor cantidad de agua para enjuagarlos. Para tener una medida establecida, puedes usar solo los litros que quepan en una cubeta.

            2.- Aseo personal.

Cuando nos bañamos, nos cepillamos los dientes o nos rasuramos y es común tener la llave del lavabo abierta mientras lo hacemos. En un caso extremo lo haces mientras te bañas y la llave de la regadera se queda abierta. Este es el mayor hábito que se hace inconscientemente y donde se desperdician docenas de litros de agua.

Recuerda siempre mantener la llave cerrada y bañarte en pocos minutos (se recomiendan menos de 10 minutos).

  1. Plantas y riego.

¿Cuántas veces has visto a personas regar sus plantas con una manguera? Incluso hay ocasiones en las que dichas personas conversan con vecinos o miembros de su misma familia tirando litros de agua que podrían usarse para otras cosas.

La mejor hora para regar las plantas es por la noche ¿no lo sabías? Esto se recomienda porque  en el día el agua se evapora más rápido con los rayos de sol y no nutre a las plantas como debería.

  1. Lavadoras.

Sabemos que no se deben mezclar algunos tipos de telas y colores, pero qué preferirías ¿tener ropa impecable y pocos litros de agua o bastantes litros de agua y ropa igual de limpia e impecable? ¿Cómo lo puedes hacer?

Procura llenar por completo tu lavadora (a su máxima capacidad) y procura lavar por lo menos una vez cada quince días: esto ahorra agua, detergente y electricidad.

  1. Concientizar.

Es el mejor tip que podemos darte, ayuda a ahorrar litros de agua en tu casa y ayuda a que otras personas lo entiendan. Comparte esta información sobre el cuidado del agua con todos tus conocidos, todos necesitamos del agua.

Primero comienza contigo mismo, recuerda que el ejemplo siempre es mejor, después tus familiares, vecinos y colonia. 

Ahora conoces unos tips básicos para ahorra más agua, pero ¿qué podemos hacer para contaminar menos el agua?

A continuación tenemos para ti algunas recomendaciones que podrían ayudarte a contaminar menos:

  1. Cigarrillos.

Si fumas NO tires las colillas en la calle. Suelen terminar en el drenaje y contaminan miles de litros. Estamos seguros que puedes sostener un poco de tiempo las colillas hasta encontrar un depósito adecuado.

  1. Aceite de cocina o coche.

No debes tirar ninguno de los dos a la coladera. Procura verter el aceite en botellas de plástico y tirarlos a la basura, incluso en el caso del aceite de coche éste se puede reciclar. Acércate a un centro mecánico autorizado y pregunta si en ese establecimiento hacen este procedimiento.

  1. Productos personales.

El inodoro no es cesto de basura. Evita arrojar tampones, toallas femeninas y preservativos.

Tal vez estos sean amigables con el medio ambiente y se degraden, pero esto toma tiempo y pueden poner en riesgo la vida de muchos animales.

  1. Detergentes.

Existen muchas opciones que no dañan los ecosistemas, procura usar el que más se adecue a tus necesidades y procura que no contengan Fosfato.

  1. Pinturas.

Los daños que causan los químicos que contienen las pinturas o los solventes son irreversibles, por ningún motivo debes desecharlos en las coladeras.

El impacto que tiene la contaminación de los mares o ríos es cada vez más visible, las aguas negras están superando nuestra capacidad y si no hacemos algo ahora, después el daño será permanente.

Las plantas de tratamiento de agua tienen la tecnología ideal y la capacidad para ayudar a revertir el daño que hemos hecho al medio ambiente. Es necesario que más empresas construyan sus plantas de tratamiento y en especial se creen plantas de tratamiento urbanas, ya que es donde más se generan las aguas negras y las que generalmente desembocan en los ecosistemas, dañando todo a su alrededor.

¿Te gustaría ayudar a detener la contaminación de mares, ríos y lagos? Nosotros podemos asesorarte para que descubras cuál es la mejor planta de tratamiento de agua residual que se adapta a tus necesidades. ¡Contáctanos!

¡Construye tu Planta de Tratamiento Residual!

Agenda una asesoría SIN COSTO con nosotros, te ayudaremos a descubrir cuál tipo de Planta necesita tu proyecto.

 ¡Obtén tu Asesoría!