Miércoles, 03 Octubre 2018 12:28

Plantas de tratamiento de agua, ¿cómo funcionan?

Valora este artículo
(0 votos)

 

Las plantas de tratamiento de agua son la segunda opción más importante para el cuidado de éste recurso.

La primera opción sin duda es concientizar a todas y cada una de las personas en este planeta sobre su cuidado y la importancia que tiene para el ser humano y no desperdiciarla.

Las plantas de tratamiento de agua tienen como función eliminar todos los contaminantes que existen en ella. ¿Cuándo? Después de haber sido utilizada por el ser humano y las industrias. Al finalizar dicho proceso, el agua puede ser reutilizada en distintos ámbitos evitando así su desperdicio e incluso poder regresarla a los ecosistemas. Siempre y cuando no tengan algún agente que pueda contaminar.

El agua que tratan las plantas de tratamiento contiene diferentes bacterias y residuos producidos principalmente por el ser humano. Su estado menos contaminado sería el agua que proviene de la lluvia. Algunos de estos contaminantes pueden ser detergentes, aceites, arena, basura y en general todos los contaminantes físicos, químicos y biológicos que puedas imaginarte. Debemos señalar que entre más contaminada esté el agua, es probable que no pueda usarse para consumo humano. Y de ser así, el único uso que se le puede dar a este tipo de agua es solo para riego o uso industrial. Por ejemplo, su uso en inodoros.

Las plantas de tratamiento de agua pueden procesar dos tipos de agua:

Aguas grises. Principalmente provienen de la lluvia o es agua que tiene muy pocos contaminantes, algunas veces son el resultado de duchas y lavabos. Sin embargo, se debe tener una tubería diferente en la que se separe el agua del inodoro por el contenido fecal que ésta tiene.

Este tipo de agua algunas veces se le puede dar una purificación que permita ser para consumo humano, especificando que no debe provenir de inodoros u orinales.

Aguas negras. Esta agua proviene de inodoros, urinales e industrias. Está mucho más contaminada y desafortunadamente es la que más abunda. Su tratamiento lleva más tiempo y solo debe usarse para riego en agricultura o ir devuelta a inodoros y urinales.

Principalmente es el agua que se usa en inodoros y urinales de restaurantes, hoteles, bares y centros comerciales, así como empresa e industrias grandes.

Las plantas de tratamiento de agua pueden procesar cualquier tipo de agua, su purificación dependerá de que tan contaminada esté. Ya que si su nivel es muy alto, el proceso durará más tiempo y es importante mencionar que los procesos para aguas pluviales y residuales se hacen en estanques diferentes y llegan a ellos en tuberías distintas.

Obtén GRATIS nuestro eBook "¿Por qué necesitas una Planta de Tratamiento de Agua?".

Te daremos toda la información necesaria para que puedas construir la Planta que mejor se adapte a tus necesidades.

 ¡Descarga ahora!

El proceso por el que pasan las aguas residuales es el siguiente:

Tratamiento primario.

Inicia al trasladar el agua residual a través de tuberías de alta presión a los estanques y ahí permitir que los sólidos grandes como la arena o grava se asienten y los sólidos flotantes como la basura, plásticos, telas y entre otros cosas que puedan ser separados por una malla o reja. Algunas ocasiones existen sólidos que deben ser triturados por maquinaria especial. Después de esto sigue un proceso que se llama desarenado en el cual, como lo dice su nombre: se encarga de eliminar toda la arena y grava que tenga el agua y que queda asentada en los estanques.

Tratamiento secundario.

En esta etapa en las plantas de tratamiento de agua se agregan distintos tipos de bacterias. La función de éstas principalmente es el eliminar todos los agentes contaminantes microscópicos que son dañinos para el ser humano y para cualquier ecosistema en general. Además del mal olor que suele tener y que seguramente lo has percibido en más de una ocasión.

Dependiendo el nivel de contaminación del agua, el proceso puede terminar en este punto. Sin embargo, el agua que da como resultado solo serviría para la agricultura o para las industrias. Hay contaminantes como aceite de cocina o de coche que su tratamiento es más complejo y lleva más tiempo, inclusive puede estar contaminada por la oxidación de metales.

Bajo los estándares marcados por las instituciones correspondientes se deben realizar estudios para dictaminar si el agua procesada está completamente purificada o se necesita darle un proceso más avanzado. De requerirse, se emplean agentes químicos que descomponen y eliminan los residuos de aceites y metales que pudieron existir y que serían dañinos para el ser humano.

Tratamiento terciario.

Esta es la fase final, aquí el agua recibe una microfiltración y desinfección, este paso se realiza para poder reintroducir el agua a ríos y mares. Así se evita la contaminación que estos han sufrido, además, muchas veces se puede usar para consumo humano como agua potable. Pero para que esto suceda, este proceso debe durar más tiempo y seguir las normas que marca la dependencia correspondiente. En México se debe seguir la normatividad impuesta por la CONAGUA y SEMARNAT.

Las aguas residuales son llevadas a los estanques de las plantas de tratamiento de agua a través de tuberías de gran capacidad. Así comenzará un ciclo que permite ser reusada en distintos ámbitos y ahorrar miles de litros de agua.

¿Sabías que, según la ONU cada persona necesita aproximadamente entre 50 y 100 litros de agua para uso higiénico y realizar sus alimentos? Ahora te puedes poner a pensar cuánta agua desperdicias.

Algunas de las principales actividades en las que se desperdicia el agua son:

  • Lavar un automóvil

  • Regar plantas con manguera

  • Las duchas personales

  • Bañar a perros

  • Lavarse los dientes

  • Lavar poca ropa y utilizar todos los ciclos de lavado

  • Fugas en tuberías

Pon atención a las diferentes formas de desperdiciar el agua y pon en marcha un plan para desperdiciar menos en tu casa y con todos los miembros de tu familia.

Por esto es muy importante tratar las aguas residuales. Además de concientizar sobre el desperdicio de este valioso recurso, recuerda que sin agua no sería posible cualquier tipo de vida en nuestro planeta. Es momento de hacer algo, después podría ser demasiado tarde.

En Eco-intellutions contamos con toda la experiencia, tecnología y la capacidad de construir cualquier tipo de planta de tratamiento de agua, podemos asesorarte y ayudarte con todo lo necesario para construir tu planta.

¡Construye tu Planta de Tratamiento Residual!

Agenda una asesoría SIN COSTO con nosotros, te ayudaremos a descubrir cuál tipo de Planta necesita tu proyecto.

 ¡Obtén tu Asesoría!