Jueves, 31 Enero 2019 15:59

Plantas de Tratamiento de Aguas Residuales, la clave para cuidar el agua en 2019.

Valora este artículo
(2 votos)

Te sorprendería saber que el Tratamiento de Aguas Residuales es una parte importante en el intento del cuidado del agua y del medio ambiente. Incluso, este proceso podría detener la crisis que se vive por el vital líquido. 

¿Te has puesto a pensar qué sería de ti sin agua? ¿Qué pasaría si en verdad este vital líquido faltara en nuestras vidas? Todos lo hemos pensado, pero nadie o muy pocos han hecho algo para detener el mal uso del agua.

Afortunadamente desde hace algunos años, el uso de plantas de tratamiento de aguas residuales ha ido creciendo y son más los complejos industriales que utilizan estas plantas. De hecho existen normas en nuestro país que exigen el uso de estas plantas. Particularmente para empresas grandes, centros comerciales, hoteles, restaurantes entre otros ejemplos.

Conoce las Normas Oficiales que debes seguir para construir una Planta de Tratamiento de Agua Residual.

La SEMARNAT tiene normas que ayudan a cuidar del medio ambiente, en especial del agua, conoce cuáles son en nuestro eBook.

 ¡Descarga ahora!

Lo más importante de esto, es que ya existen plantas de tratamiento de aguas residuales domésticas. Su tamaño se adapta a los hogares y esto permite el reúso del agua. Dependiendo la planta y el proceso que se le dé al agua, podría ser hasta de consumo humano.

Existen tres tipos de procesos por los que pasa el agua y a continuación los conocerás:

Tipos de Tratamiento de Aguas Residuales

  1. Tratamiento de agua residual (solo heces).

    Estas aguas generalmente provienen de casas, centros comerciales, empresas, restaurantes, hoteles o diferentes industrias en donde tengan uso de agua para consumo humano. El reúso de esta agua es específicamente para riego de áreas verdes e inodoros. Creando así un ciclo que previene el mal uso de agua potable o de consumo humano.

    En este tipo de tratamiento, las aguas residuales llegan a través de tuberías especiales: en las que previamente tuvieron que pasar por una malla en la que separó sólidos grandes como basura, botellas de plástico, telas y este tipo de residuos grandes.

  2. Tratamiento de agua pluvial (lluvia).

    Para este proceso se utiliza el agua proveniente de la lluvia, su tratamiento es más sencillo y algunas veces si se somete a un procedimiento más específico puede ser para consumo humano. También se puede reutilizar en viviendas, comercios, hoteles, restaurantes o donde su uso sea humano pero no de consumo: además de riego de plantas y en centros comerciales.

    Si se pretende que este tipo de tratamiento tenga como resultado agua potable para consumo humano, el proceso debe ser muy preciso. Las plantas de tratamiento de agua deberán estar reguladas por las normas que marca la SEMARNAT y la CONAGUA. Este proceso es más complejo y dura mucho más tiempo y el cual debe estar supervisado en todo momento. ¿Para qué? Para cuidar que no exista algún agente extra o diferente que altere todo el tratamiento.

  3. Tratamiento de agua potabilizadora.

    Este es el proceso más complicado y aunque puede hacerse con cualquier agua, depende mucho de los contaminantes que ésta contenga. Su uso es para el consumo de las personas, sin embargo aún no puede catalogarse como exclusivo, ya que los contaminantes químicos pueden ser bastante agresivos y no permitir el consumo humano. Algunas veces este tipo de tratamiento es solo para residencias.

    Actualmente existen complejos residenciales con su propia planta de tratamiento de agua y permite que el agua sea potable. Esto facilita el poder tomar agua directamente de la llave y así ahorrar miles de litros de agua. 

    El principal objetivo de las plantas de tratamiento de aguas residuales es el eliminar contaminantes químicos, biológicos y físicos. Todo para permitir que se vuelva a utilizar el líquido o poder regresarla a los ríos y mares sin que ésta contamine el ecosistema a su alrededor.

    Este proceso comienza con la separación de basura o sólidos grandes (como lo mencionamos anteriormente pueden ser: botellas de pet, telas, bolsas de plástico, llantas etc.). Después se hace la separación de sólidos pequeños que generalmente es arena o grava, seguido de la separación de pequeños sólidos flotantes que aún podrían permanecer en el agua. Posteriormente si es una planta biológica, el lodo que se genera comienza a actuar para eliminar la materia orgánica, de esta forma el agua se limpia hasta llegar al proceso de filtración donde se le retiran olores y colores para finalmente pasar por cloración y así terminar de eliminar cualquier microorganismo dañino para el contacto humano básico. Terminado esto se agrega una bacteria al agua que se "alimenta " o elimina cualquier tipo de residuo o patógeno microscópico que aún pudiera existir en el líquido.

    Cabe mencionar que el tratamiento que se le da al agua es en diferentes estanques. Cuando el agua termina un proceso es llevado a un estanque diferente donde recibe su siguiente proceso. Así hasta terminarlo y ser trasladada por tuberías a donde vaya a ser almacenada o reusada.

    El proceso es aún más complejo, pronto te lo explicaremos a detalle y podrás entenderlo un poco mejor.

La importancia de las plantas de tratamiento de aguas residuales.

Le brindan a nuestro medio ambiente un respiro, en especial a los mares y ríos que son los principales afectados, también ayudan a frenar el desabasto de agua potable que año con año ha ido aumentando, un problema que a todos afecta y en el cual deberías poner mucha atención.

Te sorprenderías al saber cuántas litros de agua logran ahorrar y reusar las plantas de tratamiento. Y por el número de personas que somos en el país, las que existen no son suficientes, es importante hacer hincapié en la construcción de ellas.

Aproximadamente solo el 3% de agua en todo el planeta es para consumo humano, es momento de hacer algo, ¿no crees? O podrías imaginar un mundo donde no exista este vital líquido o lo que muchas veces se ha escuchado, privatizar este recurso.

También es importante mencionar que todas las plantas de tratamiento de aguas residuales están regidas por las normas que plantea la CONAGUA y SEMARNAT. Deben seguir todos los estándares que ésta comisión plantea para poder estar en funcionamiento óptimo.

Todas las plantas de tratamiento de aguas residuales o pluviales tienen beneficios para el medio ambiente y para tu bolsillo. Son una excelente inversión que a largo plazo permiten ahorrar mucho dinero y lo más importante preservar nuestros ecosistemas.

¡Construye tu Planta de Tratamiento Residual!

Agenda una asesoría SIN COSTO con nosotros, te ayudaremos a descubrir cuál tipo de Planta necesita tu proyecto.

 ¡Obtén tu Asesoría!

El costo por no tener agua potable podría ser mortal y está en nuestras manos detener todo el desperdicio que se le ha dado, es una acción en la que todos debemos participar.