Las plantas PTAR (Plantas de Tratamiento de Agua Residual) han llegado para detener el desabasto del agua y la contaminación del medio ambiente. Lee este post y descubre de qué estamos hablando y por qué son tan importantes para subsistir en los próximos años.

La población mundial rebasa los 7,500 millones de habitantes. A consecuencia de esto, la gran demanda de agua en todos los continentes ha sido un gran desafío para los líderes de cada país: abastecer a todos de este vital recurso ha sido complicado y muchas veces imposible.

Obtén GRATIS nuestro eBook "¿Por qué necesitas una Planta de Tratamiento de Agua?".

Te daremos toda la información necesaria para que puedas construir la Planta que mejor se adapte a tus necesidades.

 ¡Descarga ahora!

Se cree que para el 2040 la mayoría de los países se vean gravemente afectados por recortes de agua. 

 

Esto ha puesto en alerta a diferentes organizaciones de todo el mundo y han comenzado a buscar nuevas formas y tecnologías que permitan la distribución de este líquido. Sin embargo, el cambio climático generado por toda la contaminación de la cual somos responsables, ha hecho que las lluvias (principal fuente de agua dulce) tengan variaciones: como la llamada “lluvia ácida”.

Además de la frecuencia y la cantidad de agua que es descargada por las lluvias ha disminuido: por consecuencia ríos y lagos poco a poco se están secando poniendo en riesgo a todo ser vivo.

Afortunadamente la repuesta por parte de la sociedad ha sido positiva y se ha creado conciencia para detener el desperdicio del agua. Sabemos que aún falta mucho por hacer y hasta este momento no es suficiente todo lo que se ha realizado. Se crearon departamentos en pro del medio ambiente y del agua.

En especial, se impulsó una nueva forma de reusar el agua; una que nos permite utilizar el agua que desechamos y que se conoce como, agua tratada.

El agua residual es toda agua que sufre un cambio en su composición, es decir, que se usa para “algo” en particular, como: lavar trastes, lavar un coche, el agua que utilizas para bañarte o el agua que se utiliza en las fábricas. Toda agua en un inicio es limpia y pura, después de haber tenido contacto con alguna sustancia o químico y que llega a la alcantarilla se le conoce como agua residual. 

También existen otros tipos de aguas residuales, como aguas negras, aguas grises y aguas pluviales.

A todos los tipos de agua que antes mencionamos se les puede dar un proceso o tratamiento para purificarlas e incluso para que pueda ser agua potable, pero ¿quién o qué hace este proceso?

Plantas PTAR, la solución al desabasto y crisis del agua.

Las plantas PTAR son mejor conocidas como Plantas de Tratamiento Agua Residual, seguramente ya has escuchado de ellas. Pero es importante diferenciarlas de las PTAP que son las plantas de tratamiento de agua pluvial.

Las plantas PTAR se encargan de procesar el agua residual que proviene comúnmente de: los hogares, restaurantes, baños públicos, hoteles, centros comerciales y también del agua que utilizan las fábricas, así como del campo.

¿Por qué son tan importantes las plantas PTAR?

México ha sido catalogado como un país semidesértico, esto debido a que solo obtiene el .1% de agua dulce a nivel mundial y no es suficiente para abastecer a todo el territorio mexicano.

El agua dulce que recibe la República Mexicana proviene de las lluvias: anualmente entre junio y septiembre, aproximadamente se perciben 1,489 mil millones de metros cúbicos, la mayoría en la región sur del país.

La cantidad de litros de agua dulce que nos proporciona la lluvia es considerable y muy importante. Sin embargo, no es posible contar con todos, solo el 22% del total de agua recibida se filtra a ríos, lagos y arroyos y el 6% abastece mantos acuíferos subterráneos. El resto se evapora y regresa a la atmósfera a través del ciclo natural del agua.

De todos los litros de agua percibidos se abastecen las ciudades mexicanas, siendo el sector agrícola y pecuario los más demandantes, seguidos de las industrias y los generadores de energía y hasta el final está el uso doméstico.

Al disponer de tan pocos litros de agua se debería contar con un sistema de distribución en perfectas condiciones. Lamentablemente no es así, al año se desperdician miles e incluso millones de litros de agua a través de las fugas que hay en la red de tuberías.

Desperdicio de agua. Datos de la CONAGUA apuntan a dos principales sectores de desperdicio y a un solo factor, son:

Sector agrícola y pecuario. El sistema de riego se encuentra en malas condiciones y obsoleto, cabe señalar que este sector es el que más desperdicia y el que más consume.

Ciudad de México.  La ciudad más grande de México es la que también desperdicia grandes cantidades de agua, principalmente por un gran número de fugaz en toda la red de abastecimiento.

México genera un millón de litros de agua residual cada cuatro segundos, de estos gran parte reciben un tratamiento que permite su reuso. Pero, el restante llega a los ecosistemas, contaminando ríos, lagos, arroyos y mares. Además los contaminantes también pueden afectar el agua subterránea impactando así todo a su alrededor y poniendo en peligro la salud de seres humanos y animales.

Las plantas PTAR tiene un rol muy importante ante este grave problema: es el tratar esta agua contaminada, procesarla para purificarla y poder ser reusada en todos los sectores que se necesiten. El problema radica en que no existen las suficientes plantas para darle tratamiento a tantos litros de agua. He aquí la importancia que tienen las plantas PTAR y lo indispensables que son.

Actualmente la SEMARNAT en conjunto con la CONAGUA han impuesto a nuevas empresas, centros comerciales, súper mercados y establecimientos de grandes extensiones, implementar plantas de tratamiento de agua residual para detener la sobre explotación de los mantos acuíferos, siendo una propuesta de gran ayuda para todo el medio ambiente. Aunque existe un problema aún mayor.

Las delegaciones actualmente conocidas como alcaldías en la Ciudad de México y en general los centros urbanos y complejos habitacionales deben ser las principales entidades que necesitan construir un sistema de tratamiento de agua. Ya que son los mayores generadores de aguas residuales y no cuentan con un sistema de drenaje de alta capacidad que pueda controlar este problema.

Sabemos que es un problema de grandes dimensiones, pero existen plantas de tratamiento de agua para residencias. Éstas garantizan agua limpia (no de consumo humano) para usarse en actividades domésticas. Es un comienzo que todos podemos aplicar en cada hogar y así iniciar a detener la contaminación que generamos y la crisis por este recurso.

¿Buscas tener tu planta de tratamiento de agua? ¿Quieres ser parte de las empresas socialmente responsables? ¿Estás de acuerdo que debemos acabar con el desperdicio del agua y asegurar agua limpia para todos en los próximos años?

Entonces acércate a nosotros y asesórate, podemos ayudarte a entender el proceso de construcción y saber cuál es la mejor planta de tratamiento de agua que se adapta a tus necesidades. ¡Contáctanos!

¡Construye tu Planta de Tratamiento Residual!

Agenda una asesoría SIN COSTO con nosotros, te ayudaremos a descubrir cuál tipo de Planta necesita tu proyecto.

 ¡Obtén tu Asesoría!

Miércoles, 13 Febrero 2019 15:56

Todo lo que no sabías del Agua Tratada.

Lee este post y descubre si el agua tratada puede ser consumida por el ser humano y conoce algunos datos que te sorprenderán. Las plantas de tratamiento de agua residual son la mejor opción para detener el desabasto de este recurso y para el medio ambiente. Aquí te decimos por qué.

El agua tratada podría ser la única opción ante el desabasto de este recurso que año tras año va en aumento y debemos estar conscientes que al ser tratada no volverá a ser tan pura como lo es en su estado natural. Nuestro primer objetivo como sociedad debe ser tomar conciencia de este problema y lograr que su desperdicio sea menos. Esto para que todos tengamos acceso a este vital líquido en el futuro.

Las plantas de tratamiento de agua residual ayudan a que el desperdicio sea menos. Reutilizan el agua que se utiliza en diferentes sectores de la población sin importar si su uso fue doméstico o industrial. Sin embargo, aún no existen las suficientes plantas de tratamiento para cubrir la demanda generada por la sobrepoblación.

Obtén GRATIS nuestro eBook "¿Por qué necesitas una Planta de Tratamiento de Agua?"

Te daremos toda la información necesaria para que puedas construir la Planta que mejor se adapte a tus necesidades.

 ¡Descarga ahora!

Aunque sabemos que el agua tratada no se puede comparar con el agua natural, es momento de mirar a las nuevas opciones que surgen día a día. Las plantas de tratamiento de agua son una de ellas y ayudan a suministrar este recurso a toda la población.

Si alguna vez te has preguntado cuánta agua existe en el mundo o cuántos litros de agua podrías gastar al día, pues… actualmente menos del 3% de agua de todo el mundo sirve para consumo humano. Y un ser humano consume entre 100 y 150 litros de agua al día entre sus diferentes actividades.

¿Aún sigues creyendo que tardar 20 minutos cuando te bañas es buena idea?

Desafortunadamente el desperdicio no es el único problema: la cantidad de agua con residuos industriales y domésticos supera a las plantas de tratamiento de agua y esto se ve reflejado en la alta contaminación de mares, ríos y lagos. Existen sustancias que pueden contaminar miles de litros de agua, como el mercurio de una pila o el aceite de coche usado. Todo eso, muchas veces se tira directamente a la coladera y que llega a los ecosistemas, dañando todo lo que esté a su paso.

Hasta ahora el agua tratada se utiliza para la agricultura como riego y algunas empresas tienen sus propias plantas de tratamiento de agua. Por eso es que son consideradas como socialmente responsables.

Las plantas de tratamiento de agua tienen la capacidad de proveer agua totalmente purificada. Incluso para ser de consumo humano como agua potable o para ser regresada al medio ambiente sin que ésta contamine.

¿Sigues creyendo que el agua tratada no es una opción para el ser humano?

Te invitamos a leer los siguientes datos sobre el agua tratada, estamos seguros que cambiarán tu opinión.

  1. ¿Qué es el agua tratada?

Es resultado del proceso que se le da al agua residual, puede ser doméstica, industrial o de la misma lluvia. Esta agua tiene infinidad de contaminantes que pueden ser eliminados en las plantas de tratamiento de agua residual bajo un proceso que varía según las características del agua a tratar.

El proceso consiste primero en separar sólidos grandes por medio de rejas como: basura, tela, plástico o algún residuo grande. Después se eliminan sólidos pequeños como la arena o grava y seguido se agregan elementos que permiten eliminar bacterias, hongos, parásitos y demás organismos microscópicos que puedan dañar la salud de las personas. Para terminar, se clorifica y purifica. Después de este proceso puede ser devuelta para ser usada por el ser humano.

Si el tratamiento del agua es para generar agua potable el proceso es más complejo*.

*El proceso por el que pasa el agua residual es más complejo, acabas de leer una pequeña explicación del proceso.

*Todas las plantas de tratamiento de agua residual deben seguir normas de la SEMARNAT Y CONAGUA.

  1. ¿Dónde se trata el agua tratada?

Las plantas de tratamiento de agua residual son las que se encargan de este proceso, su objetivo es eliminar todos los contaminantes biológicos, químicos y físicos que puedan existir en ella.

El proceso que recibirá el agua depende de los contaminantes y en qué se vaya a utilizar el agua resultante. Por lo general es para riego o para baños de restaurantes, centros comerciales e industrias.

Existe un proceso extra que es para convertir el agua residual en agua potable, este proceso lleva más tiempo y es más complejo. Las plantas de tratamiento de agua que hacen este tratamiento deben seguir normas de salubridad.

  1. ¿Se usan químicos?

Sí, recuerda que el agua tratada sirve solo para la agricultura y baños o un sector en donde no sea para consumo humano.

El proceso solo se encarga de eliminar los principales elementos contaminantes y todos los microorganismos que pudieran estar en ella, una vez hecho esto, el agua se clorifica y purifica para no contaminar más.

IMPORTANTE: El agua residual sí puede ser tratada para hacerla agua potable, sin embargo el proceso es más tardado. 

  1. ¿Por qué debemos reciclar el agua?

Muy sencillo, es uno de los principales elementos para la vida, sin ella todo ser vivo en el planeta dejaría de existir.

Las plantas de tratamiento de agua son la opción para detener el desabasto de este recurso y así concientizar a la sociedad sobre su uso y la importancia de no desperdiciar agua.

  1. ¿Dónde se utiliza el agua tratada?

Tiene diferentes usos, principalmente agrícola, pecuario e industrial. De hecho, algunas de las delegaciones de la CDMX ya están optando por plantas de tratamiento de agua para abastecer la gran demanda de la sociedad. Esto se hace a través de tuberías de alta capacidad.

  1. ¿El agua tratada es dañina para el ser humano?

No, siempre y cuando no se consuma. El agua tratada tiene cloro para eliminar todos los microorganismos que puedan alterar la salud de las personas, además del olor y color. Sí se puede usar para lavar platos, autos, baños, entre otros usos.

Si se requiere una planta de agua potabilizadora, se deben cumplir con normas de sanidad de manera obligatoria.

  1. ¿Cuántas veces se puede tratar el agua?

Depende mucho para qué se vaya a utilizar y del método de tratamiento que se utilice. Sin embargo, se pueden tratar miles de litros de agua que beneficiarán a cientos de personas.

  1. ¿Qué beneficios tiene tratar el agua?

El principal es no dañar más al medio ambiente. Los mares, ríos y lagos están en peligro y todos debemos ayudar en su recuperación. Cada vez son más las empresas que son socialmente responsables y están construyendo sus plantas de tratamiento de agua.

Por otro lado, un beneficio extra que brindan las plantas de tratamiento es el económico. ¿Prefieres transportar agua cada determinado tiempo o hacer solo una inversión que te permita ahorrar a largo plazo por el uso de agua?

  1. ¿Es caro tener agua tratada?

No. Sí se hace una inversión importante al inicio de su  construcción, pero a largo plazo verás esa inversión de vuelta. Además, depende del tamaño de la planta, los litros que se vayan a procesar, entre otras cosas.

Antes de construir una planta de tratamiento de agua busca asesorarte para que cubra todos los requerimientos de tu proyecto.

  1. ¿Cómo consigues este tipo de agua?

Lo primordial sería que construyas tu propia planta de tratamiento, de lo contrario necesitarás comprarla a alguna empresa que se encargue de esto y te resultará más costo. 

Tratar el agua es importante para detener la contaminación de los mantos acuíferos y las plantas de tratamiento de agua son la mejor opción para este caso. Puedes asesorarte para tener la mejor planta y una que cumpla con todos los requerimientos que necesitas.

Por otro lado es muy importante detener la contaminación que hemos generado. Debemos ser responsables de nuestras acciones y es el momento para actuar, después sería muy tarde.

Eco-Intellutions tiene la capacidad y la tecnología para construir la planta que necesita tu proyecto. Asesórate y comienza a ser parte de la plantilla de empresas socialmente responsables.

¡Construye tu Planta de Tratamiento Residual!

Agenda una asesoría SIN COSTO con nosotros, te ayudaremos a descubrir cuál tipo de Planta necesita tu proyecto.

 ¡Obtén tu Asesoría!

Las plantas de tratamiento de aguas residuales pueden tratar todo tipo de agua contaminada. Sin embargo, para hacer todo el proceso, se debe conocer con anterioridad cuáles son los principales agentes contaminantes que contiene el agua a tratar para así darle un proceso que garantice su total limpieza.

Podrías pensar que las aguas residuales provienen solo de los desechos de casa e industrias, pero es un poco más complicado: actualmente en todo el mundo el agua se utiliza para infinidad de cosas que alteran su composición y, por sus características, no se puede tratar igual al agua que haya sido para uso doméstico a una que ha sido utilizada en alguna empresa, negocio o industria. 

Para analizar y entender el origen de las aguas residuales, primero daremos una definición de estas. Ya que actualmente existen diferentes tipos y, aunque la mayoría son de procedencia humana, los contaminantes son los que determinan el proceso que se les debe dar.

En nuestra Guía encontrarás el proceso para construir una Planta de Tratamiento de Agua ¡son muy importantes!

Conoce todo el proceso y te darás cuenta que construir una planta de tratamiento de agua es sencillo y los beneficios que brinda son muchísimos.

 ¡Descarga ahora!

¿Qué son las aguas residuales? 

Son aquellas que han sido manipuladas por el ser humano, es decir, es agua que tiene sustancias químicas y biológicas y que representan un riesgo para la salud del ser humano. Además de ser dañinas para los ecosistemas sin importar su origen, ya que su uso puede ser doméstico, agropecuario, industrial o en algunas situaciones, recreativo.

Es importante mencionar que todas las aguas residuales han sido manipuladas por el ser humano y es el único responsable de la contaminación ríos, mares y lagos.

Origen y características de las Aguas Residuales.

Principalmente, el origen de las aguas residuales es doméstico, agropecuario, industrial y recreativo (como lo mencionamos antes y por mencionar algunos). Su contenido y características dependen del uso que se le haya dado al agua y esto es lo que se toma en cuenta para realizar una planeación y saber cuál es el proceso que se le debe dar.

Dependiendo del lugar de procedencia, las aguas residuales se pueden catalogar de la siguiente manera:

  • Agua Residual Doméstica.

    Estas aguas provienen de complejos residenciales, viviendas, restaurantes, algunas veces de centro comerciales o instituciones. Por su contenido pueden ser catalogadas como las aguas menos contaminadas, por no tener químicos importantes que se utilizan en las industrias.

El agua residual doméstica también puede subdividirse en:

            Aguas negras: Son las que contienen orina y heces fecales (inodoros y urinales).

            Aguas grises: Estas aguas principalmente contiene detergente y grasas, provienen de lavaplatos, lavadoras, lavabos y lavaderos. Además contienen el agua que utilizas al bañarte. 

  • Agua Residual Urbana.

    Proviene de un complejo extenso de viviendas e industrias. Principalmente es agua con contaminantes domésticos y son transportadas por una red de alcantarillado especial que conecta a todo el complejo.
  • Agua Residual Industrial.

    Es el agua que se utiliza para el campo y el ganado, puede conocerse también como procesos productivos industriales.
  • Agua Residual de Lluvia.

    Esta agua es generada por la lluvia y se puede creer que es agua limpia o muy poco contaminada. Sin embargo, los primeros litros que se producen suelen estar altamente contaminados: Las gotas de la lluvia atrapan la contaminación suspendida en el aire y arrastran la basura que está en las calles y la que se encuentra estancada en las coladeras.
  • Agua con Restos de Líquidos Industriales.

    La composición de estas aguas varía según el sector. Por ello todas las industrias deben contar con una planta de tratamiento de agua; algunas veces suelen tener muchos contaminantes y por ningún motivo puede llegar al alcantarillado y mucho menos el agua puede ser devuelta a los ecosistemas. De hacerlo, tendría graves consecuencias, además de incumplir con las normas que establecen la SEMARNAT y la CONAGUA.
  • Agua Residual Agricola.

    Estas aguas están contaminadas por todos los pesticidas que se utilizan para eliminar las plagas que atacan los cultivos. Aunque no se utilizan en todo momento es importante tener el conocimiento de su uso porque son químicos que contaminan bastantes litros de agua y que causan problemas a la salud del ser humano.

Estos serían los principales tipos de aguas residuales y su procedencia, ahora conocerás cuáles son sus características.

Características físicas y químicas de las aguas residuales. 

Conocer las características de las aguas residuales es muy importante para saber con exactitud el tratamiento que se le deba dar. Los contaminantes físicos y químicos son los que determinan este proceso. De no conocerlos, se le daría un tratamiento incorrecto al agua, poniendo en riesgo la salud de quien vaya a estar en contacto con ella.

¿Pero qué se debe tomar en cuenta para tratar al agua? ¿Cuáles son las características a tomar en cuenta?

Materia orgánica: Son los residuos de vegetales, animales, detergentes, grasas, aceites y estos están compuestos por: Carbono, Hidrógeno, Oxígeno, Nitrógeno y Azufre. Estos serían los principales elementos que una planta de tratamiento de agua debería eliminar para garantizar su proceso y purificación.

Materia inorgánica o sólida grande: En un principio puede ser separada por medio de rejas, en este caso nos referimos a sólidos grandes como: telas, plásticos, llantas y todo material inorgánico que pudiera presentarse en el agua y que pueda ser detenido por medio de una reja, rejilla o criba.

Materia inorgánica o sólidos pequeños. Este material puede atravesar una reja y puede ser miniatura, microscópica; algunas veces flotan y otras quedan en el fondo. Para separarlas se utilizan materiales que permiten su recolección y hacen que su separación sea más fácil.

En este punto también puede existir arena o grava, es inorgánica y debe ser removida de igual manera. 

Características microbiológicas de las aguas residuales. 

La materia orgánica genera organismos microscópicos que deben ser eliminados, los principales que se deben tomar en cuenta son: 

Bacterias: Se originan a partir de la materia orgánica y se encargan de reducirla, estas bacterias nacen principalmente de las heces fecales. 

Hongos: Se generan de las aguas industriales y son más resistentes a las bacterias.

Protozoos: Son organismos que se alimentan de bacterias y materia orgánica. 

Actinomicetos: Son organismos que toman el rol de descomponer la materia orgánica, algunas veces son los causantes del lodo y la espuma en el agua.

Las plantas de tratamiento de agua residual deben tomar en cuenta todas estas características y los tipos de aguas residuales para darle un mejor tratado a este vital recurso. Su eficiencia depende de conocer perfectamente los contaminantes.

Tratar el agua contaminada no solo beneficia a los seres humanos asegurando este líquido por muchos años. También promueve el cuidado del agua y los ecosistemas. Todos somos parte de este planeta y a todos nos toca ayudar.

En Eco-Intellutions tenemos la capacidad de tratar cualquier tipo de agua residual garantizando su total limpieza y purificación, además de estar comprometidos con el medio ambiente. Sabemos a la perfección cómo se deben construir las plantas de tratamiento de agua siguiendo una planeación que cubra por completo las necesidades que tu empresa, negocio o lo que tu industria necesite.

¡Construye tu Planta de Tratamiento Residual!

Agenda una asesoría SIN COSTO con nosotros, te ayudaremos a descubrir cuál tipo de Planta necesita tu proyecto.

 ¡Obtén tu Asesoría!

El principal beneficio de las plantas de tratamiento de agua residual es el preservar este valioso recurso. Su construcción es más sencilla de lo que imaginas y su costo no se compara con la oportunidad de contar con este vital líquido por muchos años.

Si las plantas de tratamiento de agua residual no llevaran a cabo su función o en un caso extremo no existieran, el agua agrícola, doméstica o industrial que desechamos llegaría a los ecosistemas naturales y, los daños que causarían serían irreversibles. Esto afectaría a la flora y fauna que está alrededor de los mantos acuíferos y a todas las personas que se benefician de estos. Sin contar que los elementos contaminantes que llevan consigo las aguas residuales también afectan al suelo y subsuelo, haciendo que el agua subterránea también se contamine.

Las plantas de tratamiento de agua residual son importantes para todos los seres vivos, no solo para el ser humano. El proceso que recibe el agua contaminada en estas plantas ayuda a que este recurso pueda regresar a ríos, mares o lagos sin ningún contaminante que ponga en peligro la vida animales y la salud de las personas. El tratamiento que se le da al agua elimina bacterias y virus, evitando así enfermedades.

Obtén GRATIS nuestro eBook "¿Por qué necesitas una Planta de Tratamiento de Agua?".

Te daremos toda la información necesaria para que puedas construir la Planta que mejor se adapte a tus necesidades.

 ¡Descarga ahora!

Los beneficios que las plantas de tratamiento de agua residual brindan a la sociedad y a los ecosistemas son muchísimos. Esta ocasión te explicaremos cuatro muy importantes y que seguramente no conocías.

 

  1. Ahorro económico

Es cierto que la inversión inicial para construir una planta de tratamiento de agua puede abrumar a muchos. Sin embargo, a largo plazo los principales costos en los que verás una disminución es en la transportación del líquido y en el pago anual por su consumo (impuesto aplicado en México).

El agua al tener un proceso de purificación constante en los estanques de tratamiento permite ser reusada por muchos años y destinarla a diferentes ámbitos de consumo humano: como la agricultura, para inodoros, en las industrias, entre otras oportunidades de consumo básicas.

Algunas de las plantas de tratamiento de agua están diseñadas para que el agua al final de su proceso pueda ser potable y de consumo humano. El beneficio extra es aún mayor, permite que la comunidad o a donde sea llevada tengan asegurado este recurso por muchos años, evitando así su desabasto.

Por lo general, este tipo de plantas de tratamiento de agua se encuentran en complejos residenciales.

 

  1. Salud

Los sistemas que emplean las plantas de tratamiento de aguas residuales permiten eliminar cualquier agente contaminante en el agua. Tienen la capacidad de erradicar bacterias y virus que pudieran causar daños en la salud de las personas, animales o plantas. Irónicamente el ser humano es quien contamina el agua y da origen a las enfermedades que pueden trasmitirse por consumir agua contaminada.

Algunas de las bacterias o virus que eliminan las plantas de tratamiento de agua son:

  • Cólera
  • Fiebre tifoidea
  • Poliomielitis
  • Hepatitis
  • Diarrea

Todas las enfermedades que mencionamos y entre otras, se pueden eliminar con los procesos que se hacen en las plantas de tratamiento de agua. Son una excelente opción para evitar brotes o epidemias de estos males.

Esto se realiza a través de un primer filtrado que separa a los organismos y el siguiente proceso es la clorificación y purificación que se le da al agua para acabar con estas bacterias.

 

  1. Olores

¿Cuántas veces has abierto la toma de agua en tu casa y has percibido un olor desagradable? Pues estos olores también los pueden eliminar las plantas de tratamiento de agua residual.

El agua huele así porque principalmente solo se le ha dado un tratamiento al agua y, dicho líquido solo sirve para riego en la agricultura o para su uso en inodoros y urinales, o usos básicos como lavar el auto, regar el jardín etc. Además de las industrias en donde no se tenga consumo humano; para eliminar estos olores se debe pasar por un proceso más en donde se hace una purificación que permite la eliminación de estos desagradables olores.

Para las personas que tiene un olfato ultra sensible es un alivio no percibir el aroma que emana de esta agua.

 

  1. Ecosistemas 

Son muchas las organizaciones, industrias y empresas que están a favor de las plantas de tratamiento de agua residual, son conocidas como socialmente responsables. Incluso en la normatividad que marca la CONAGUA y la SEMARNAT en México se ha impuesto como regla construir plantas de tratamiento de agua, si existe un proyecto de grandes dimensiones y, no solo a éstos: también restaurantes, hoteles, complejos habitacionales y centro comerciales deben contar ya con una planta de tratamiento de agua. Pero ¿por qué se está volviendo una obligación?

Desde hace varios años es primordial concientizar a todas las personas sobre el cuidado del agua y el desabasto que ésta podría tener en un futuro próximo. Sin embargo, la respuesta de la sociedad no ha sido favorable y seguimos viendo a mucha gente desperdiciar litros y litros de agua.

Son tres las principales funciones de las plantas de tratamiento de agua residual y todas con la misma importancia:

  1. Garantizar el reúso de este recuso para cualquier ámbito del ser humano. Puede ser como uso en agricultura o como agua potable si recibe el proceso adecuado.
  2. Asegurar que el agua tratada pueda ser regresada a ríos, mares y lagos sin ningún contaminante que pueda dañar el ecosistema que la rodea. Incluyendo toda la flora y fauna y los seres humanos que dependan de ella.
  3. Promover el cuidado del agua para asegurar este vital recurso por muchas generaciones más. Para Eco-Intellutions este es uno de los objetivos más importantes y por lo que decidimos construir plantas de tratamiento de agua.

Las plantas de tratamiento de agua residual son una excelente opción para cuidar el medio ambiente y ponerle fin al desperdicio del agua. Antes de construir una, asegúrate de recibir una planificación que te permita saber cuál es la mejor para tu empresa, industria o proyecto que tengas en mente. Es muy importante que tenga la capacidad para darle el proceso a toda el agua que vayas a utilizar.

¡Construye tu Planta de Tratamiento Residual!

Agenda una asesoría SIN COSTO con nosotros, te ayudaremos a descubrir cuál tipo de Planta necesita tu proyecto.

 ¡Obtén tu Asesoría!

Eco-Intellutions tiene todo lo necesario para construir la mejor planta de tratamiento de agua y que se adapte perfectamente a tus necesidades sin afectar al medio ambiente ¡contáctanos!